Biografía de Santa Magdalena Sofía Barat

Santa_Magdalena_SofiaSofía Barat nació en la noche del 12 de diciembre de 1779 en Joigny, situada en el actual departamento del Yonne (Francia), la última de una familia de tres hijos. Los padres de Sofía provenían ambos de familias de toneleros, pertenecían a la pequeña burguesía rural, en progresiva ascensión social, era una familia acomodada que comprendía la importancia de los estudios.

Desde niña tuvo pasión por aprender, por ello, se entregó al estudio del latín, el griego, la historia, la física y las matemáticas. También se formó intensamente en el dominio de sus emociones y la voluntad Sofía a los cinco años decidió consagrase a Dios. En 1789, hizo su primera comunión y a los catorce años, decide hacer voto de virginidad.

En Septiembre de 1795, su hermano la instaló en París, para proseguir, bajo se dirección, sus estudios y formación religiosa. Sofía se encarga de la enseñanza de los niños del barrio, segurando así la enseñanza del catecismo, y prosigue su formación religiosa y profana, rodeada de algunas jóvenes, con las que comienza un ensayo de vida común.

En otoño de 1800 la Santa fue llamada por el Padre Varín, de la Compañía de Jesús, para que le ayude con su plan de reestablecer la educación en las escuelas católicas, las cuales habían sido suprimidas a causa de la Revolución Francesa.

El Padre Varín, le expuso también a la Santa, el proyecto de fundar una congregación de educadoras, inspirada por la devoción al Sagrado Corazón de Jesús. Santa Magdalena aceptó humildemente ayudar en tal misión, llena de desconfianza en sus fuerzas; "Lo acepté todo, sin comprender ni prever nada", dijo.

El 21 de noviembre de 1800, la Santa partió a Amiens para enseñar en una escuela que fue el primer convento de la congregación. A los 23 años, siendo la más joven de su comunidad, fue nombrada para gobernar la congregación.

Fundó 105 casas; muchas de ellas en Francia, Roma, Inglaterra, Austria y Suiza.

Llena de amor por la juventud, la Santa trataba de fundar en cada sitio posible, una escuela para niñas pobres y un pensionado. Como no podía visitar tantas fundaciones, se mantenía en contacto a través de la innumerable cantidad de cartas que escribía. Se encargaba también de la administración de la casa madre y de atender las visitas que llegaban para pedirle consejo. En una de sus cartas escribió: " El trabajo excesivo es un peligro para las almas imperfectas; pero las perfectas obtienen, por ese medio, una rica cosecha".

En diciembre de 1826, el Papa León XII aprobó oficialmente la Sociedad del Sagrado Corazón. En 1864, a los 85 años de edad, la Santa pide al Congreso General que se le permitiera renunciar a su cargo, pero la asamblea no permitió más que se nombrase una vicaria que le ayudase en el trabajo.

El 21 de mayo de 1865, la Santa sufre de un ataque que la deja paralítica y cuatro días más tarde, en la fiesta de Asunción, muere. Fue canonizada en 1925.

Ud estÁ aqui: Página Principal